El viento sobre el agua

El viento sobre el agua es un poemario que conduce, a través del simbolismo, las imágenes y el lirismo de sus poemas, hacia una naturaleza nívea que se abre al lector como reflexión que engarza memoria y tiempo.

La perfección formal, el cuidado técnico y su gran musicalidad, convierten a esta obra en un texto que conjuga dos facetas, el pensamiento y la emotividad, con una tonalidad muy conseguida. Una joya poética cuyo fulgor prende e ilumina las minas secretas del sentido.

Con esta obra obtuvo el autor el XXXVI Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez.

Los leves sobresaltos

Geovannys Manso nos presenta en Los leves sobresaltos un libro escrito con oficio y pasión a partes iguales. Una obra que tiene igual exigencia estética que ideológica, que casi se construye como un prisma con un núcleo muy identificable pero con múltiples caras que abordan desde lo social a lo cotidiano, o incluso a lo familiar, que transcurren de la crónica al lirismo más profundo, de lo filosófico a lo íntimo, todo ello con una enorme coherencia.

El uso pulcro, erudito y virtuoso del lenguaje poético y de todos sus recursos, especialmente de la imagen, y sus registros y juegos intertextuales con la poética de Lezama Lima, hacen de Los leves sobresaltos un poemario arriesgado y personal, el lienzo plasmado de un poeta sincero capaz de nombrar sus temores e invocar sus insomnios y sus ingentes fosforescencias en el cosmos de la palabra.

Poética del viajero

Poética del viajero es un texto que aborda la palabra a través de cauces expresivos en los que el verso libre y la potencia recurrente de las imágenes permiten la expresión de un yo poético abierto a la comunicación dialógica. Un caleidoscopio de múltiples paisajes donde la belleza fulge con la virulencia de los grandes poetas, incólume y purificadora de la palabra.

Con esta obra Juan María Calles se alzó con el XXXIV Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez.

Suicidas, homicidas y otras personas normales

Suicidas, homicidas y otras personas normales nos presenta un poemario con una línea argumentativa clara donde habita un trasfondo retórico sobre la condición humana, desgranando conceptos anímicos propios de la voz narrativa, en algunos casos de una belleza impoluta y trascendente.

Una obra cuya originalidad marca la pauta envolvente: un mosaico de poemas que retratan, acompañados por notas de pie de página, las muertes en circunstancias trágicas de personajes célebres, ofreciendo otra perspectiva de una poesía moderna y nada habitual en la lírica española.

Con la presente obra, Suicidas, homicidas y otras personas normales, Santiago Aguaded Landero obtuvo en 2014 el II Premio de Poesía Autores Premiados.

Canciones para animales ciegos

Canciones para animales ciegos cincela sus cimientos en la colección barroca de los poetas del 27.

Edificada en un firme verso alejandrino, esta obra constituye un diálogo social con los más desprotegidos, una visión crítica que alza la palabra vencida y apuntala, desde el hábito del mundo, el duelo que aflige los corazones ciegos.

Con esta obra el autor se alzó con el XXXIII Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez.

Pizarras de agua

Isabel de Rueda nos regala en esta obra Pizarras de agua  una poesía cargada de belleza y sensualidad que huye del confusionismo y la retórica con un lenguaje claro y directo, un libro que recrea una atmósfera poética llena de matices y recursos, con un estilo muy cuidado y actual que indaga en las preocupaciones del ser humano por las cosas que dan sentido a la existencia.

En Pizarras de agua, los acuíferos y mares interiores desnudan a un ser que evoca los azules y transparencias de los tiempos que graban nuestra memoria: los olores de la niñez, el iris aprendido en pos del sueño, la sed de los deseos surgida del poema, el amor que se esparce y se concentra al unísono…

Isabel de Rueda ha obtenido, con esta obra, el I Premio de Poesía Autores Premiados.

Claves de sombras

Ver vídeo presentación Libro Segundo

Claves de sombras es una poesía profundamente humanista, de hondo latido, que se nutre de las ágoras diurnas donde bulle la vida, porque su aventura es hallar la vía exacta donde vibre el suceso. Un torrente de magníficos versos que causa admiración, y está sostenido por una voz única, muy personal, convertida con destreza en flujo incesante de imágenes renovadas y de gran riqueza musical.

En esta nueva entrega de Onofre Rojano, ese flujo incesante viene a reposar a un litoral de sombras, maduro y sereno. Y sin embargo este Claves de sombras es, no obstante, un libro luminoso, con reflejos de luz y tardes calcinadas, lluvia gozosa y blanco rocío, nacimiento de células que rebosan un impresionante vitalismo.

Parte del presente libro obtuvo el Premio Nacional de Poesía “Raimundo Escribano” en 2009, convocado por la Casa de Castilla-La Mancha en Alicante.

Ángeles mojados

Si ha de existir un paralelismo entre cielo y tierra, alma y carne, imagen y ausencia, he aquí la evocación al nexo entre sus márgenes.

Jesús Moracho nos introduce así en una poética impregnada de simbolismo, donde el autor recurre a la sinestesia para describir la orografía de las percepciones.

Con esta obra, el autor resultó Finalista en el III Certamen de Poesía Federico Muelas convocado por el Ayuntamiento de Cuenca.

En su conjunto estos poemas, litigio de lo contingente, muestran el rumbo imprevisible que la esencia adopta para acercarnos a cada una de esas orillas en que puede naufragar el ser humano, sublimando y precipitando sus estados anímicos.